Obras Sociales Argentinas

Conocé todas las Obras sociales Argentinas, con sus puntos fuertes, las cartillas y los planes de salud, con las respuestas a preguntas frecuentes.

A continuación podrás encontrar toda la información necesaria para entender de qué tratan las obras sociales y cómo se manejan en Argentina.

Empecemos por lo básico: ¿Qué es una obra social?

Una obra social es una organización que ofrece servicios de salud tanto para empleados en relación de dependencia como monotributistas y su grupo familiar.

Para ser afiliado y tener acceso a los servicios de las obras sociales se debe realizar un pago mensual por parte del empleador y del empleado. El total de dicho aporte representa el 9% del sueldo bruto. En la mayoría de los casos la obra social elegida por el usuario depende del rubro en el que trabaja, así pues un trabajador de peluquería se afiliará a la obra social de los peluqueros, etc.

¿Cuál es la diferencia entre una Prepaga y una Obra Social?

Para distinguir una obra social social de una prepaga existen diferentes factores. En ambos casos se trata de organizaciones o empresas que brindan servicios de salud. La diferencia principal está dada más que nada en la calidad de las prestaciones y los precios. Esto se debe a que las empresas de medicina prepaga ofrecen servicios diferenciales que se ven representados en su costo. Lo que significa en pocas palabras que las empresas de medicina prepaga ofrecen una cartilla más amplia con lugares de atención por lo general más prestigiosos y mayor número de prestaciones. Por lo tanto los planes de salud de medicina prepaga son más costosos que la cobertura garantizada por las obras sociales.

Es bastante común que se confundan estos dos tipos de organizaciones (obra social y prepagas) ya que en Argentina existen una gran cantidad de opciones tanto de obras sociales como de empresas de medicina prepaga. Lo cierto es que cualquier empleado tiene por defecto el derecho a estar afiliado a una obra social y no así a una prepaga. La opción dependerá entonces de la disposición de pago que tenga el usuario, y de las prestaciones que está buscando.

Cabe anotar que hay ciertas prestaciones que son obligatorias para cualquier plan de servicios médicos que esté en el mercado. Tanto de medicina prepaga como de obra social. Estas prestaciones son parte del llamado PMO (programa médico obligatorio) y están reglamentadas por el ministerio de salud.

Obras Sociales

Como ya lo mencionamos, si una persona se encuentra en relación de dependencia, tan pronto empieza su relación laboral estará inscrito en una obra social para cubrir sus necesidades médicas. Dicha obra social se define por el rubro al cual se pertenece. El aporte es obligatorio y se deduce del sueldo bruto así: 3% por parte del empleado y una contribución patronal del 6%.

Esta persona que hace los aportes y es afiliado a la obra social, se le denomina titular, y está en la posibilidad de sumar a alguien más para que reciba los servicios, esta persona se le llama beneficiario y puede ser padre, hijo, o cónyuge del titular.

En caso de querer cambiar de obra social por el motivo que sea, lo podrá hacer solo transcurridos 12 meses de afiliación, a este proceso se le denomina derivación de aportes y tarda aproximadamente 90 días, es un trámite que se realiza en la superintendencia de salud. Un ejemplo típico de esto, es que el afiliado hace la derivación a una obra social que tiene convenio con una prepaga que es a la que el usuario desea afiliarse.

Es importante tener en cuenta que en casi todos los casos el plan al que tiene acceso el afiliado con sus aportes obligatorios, es un plan básico que cubre el Programa Médico Obligatorio y esta es una de las principales razones por las que los afiliados a una obra social desean cambiar de servicio, aunque les signifique pagar la diferencia de precio entre los montos de la cuota mensual de la prepaga y de los aportes a la obra social.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en muchos casos la necesidad de buscar más prestaciones o una cartilla más amplia no significa necesariamente pasar a una prepaga. Ya que existen muchas obras sociales que además de ofrecer un plan básico PMO, ofrecen otro tipo de planes “superadores” con más prestaciones y una mejor cartilla de prestadores. Dado el caso el afiliado también podrá acceder a uno de estos planes pagando la diferencia en el precio para dicho plan.

Medicina Prepaga

Las llamadas “prepagas” son empresas privadas que ofrecen servicios médicos. Una prepaga funciona de manera muy parecida a una obra social pero por lo general tiene más beneficios, y por lo tanto son más costosas. Algunos de dichos beneficios son por ejemplo el hecho de que los servicios pueden ser con o sin copagos. Por lo general, el número de prestadores es mucho más abundante, lo que significa un acceso a más especialistas, sanatorios, etc. Las prestaciones son mucho más extensas, y en algunos casos suntuosas, como por ejemplo cirugía estética, ortodoncia, cobertura internacional. Otro punto que suele ser distintivo es el servicio al cliente, puesto que las prepagas tienen más eficiencia en este sentido y suelen ocuparse más de que el mismo sea de calidad. Por ejemplo, los trámites son más sencillos y más rápidos en cuanto a las autorizaciones que suelen pedir las obras sociales. Cabe anotar que el costo de una afiliación en una empresa de medicina prepaga puede ser muy elevado o no, hay muchas diferencias en el precio dependiendo del plan y la empresa.

Todas las Obras Sociales NO son iguales

En términos generales las obras sociales tienen muchas cosas en común, la más importante de ellas es que todas están en la obligación por ley de brindar a sus afiliados las prestaciones incluidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO), como por ejemplo: El 100% de cobertura en internación, en consultas, tratamiento en odontología general, sesiones de psicología, 40% de descuento en medicamentos, etc. Sin embargo hay diferencias entre ellas, pues si recordamos no solo se limitan a ofrecer este tipo de plan PMO sino que también tienen otras ofertas en planes y por lo tanto en prestaciones y cartilla.

Algunas de las diferencias más destacadas entre las obras sociales son:

Obras Sociales para Monotributistas

Como ya se mencionó, los monotributistas también tienen derecho a elegir una obra social, ya que dentro de sus aportes están pagando dicho beneficio. Por lo tanto, una vez acreditados como tal frente a la AFIP, el monotributista puede elegir libremente una de las 200 obras sociales que hay a su disposición. Lo que suele ocurrir es que elijan la asociada a su rubro pero no es una regla ni una obligación. La única obra social exenta de ser elegida por los monotributistas dentro de las obras sociales registradas es PAMI. Por lo demás, ninguna obra social puede rechazar una afiliación ó exigir exámenes previos. Sin embargo cabe anotar que en algunas obras sociales limitan el ingreso de los monotributistas o en algunos casos lo pueden impedir negando las nuevas afiliaciones. La razón de este comportamiento es el valor de aportes que se paga en el monotributo, ya que sea la categoría que sea, el importe no varía, y dicho aporte muchas veces es insuficiente para la obra social, tanto por los gastos médicos que pueda requerir el usuario, como por los costos fijos que tiene cada uno. En algunos casos los monotributistas no se encargan por sí mismos de hacer la diligencia correspondiente para elegir su obra social y afiliarse, en estos casos la superintendencia de servicios de salud les asigna una automáticamente.

Para elegir una obra social recomendamos tener en cuenta los parámetros siguientes:

¿Cuál parte de Argentina cubre la Obra Social?

No todas las obras sociales cubren a sus afiliados a nivel nacional, ni todas trabajan en Capital. Es fundamental saber qué parte del país cubre la obra social al momento de elegir. No es lo mismo elegir una obra social cuando uno vive en Capital, en Mendoza o en Córdoba. La presencia de las obras sociales en el territorio varía en todos los casos por lo cual es de vital importancia fijarse en este aspecto antes de elegir.

Cartilla de Prestadores de la Obra Social

Como ya lo mencionamos, la cartilla tiene un papel protagónico en los criterios de selección de un servicio de salud. Y es que cuando pensamos en la cartilla, nos estamos abocando al posible acceso que tendremos a ciertas clínicas, sanatorios, profesionales y farmacias al momento de atendernos, por lo cual es un punto que hace toda la diferencia entre una obra social y otra. Las personas tienen diferentes razones para elegir algún tipo de cartilla, por ejemplo algunos buscan un sanatorio en particular más que nada por su ubicación, cerca a su domicilio. En cambio otros buscan tener acceso a cierta institución solo por su prestigio, que le genera confianza y respaldo. Una familia por ejemplo suelen tener en cuenta que haya especialistas cerca como pediatras, ginecólogos, o médicos clínicos.

Servicios extra brindados por la Obra Social

Ya sabemos que por ley es obligatorio que toda obra social ofrezca los servicios del PMO, pero esto no significa que no puedan ofrecer prestaciones adicionales. Para lo cual tienen su oferta de planes superadores con beneficios extra y por lo tanto con una cuota a pagar. Que en caso de elegirlo, el afiliado podrá pagar de manera adicional a su aporte obligatorio. En el caso de los monotributistas recordemos que se tiene un beneficio especial en los precios de las prepagas ya que no tienen que pagar el IVA y adicional a esto se puede disminuir el valor de la cuota, derivando el aporte a la obra social.

Alguna duda sobre las obras Sociales? Te damos una mano!